Tonalidad de sensaciones

Tonalidad de sensaciones

 

Tonalidad de sensaciones

 

Sebastiano Monada

 

 

Tonalidad de las sensaciones.pdf

 

 

 

 

 

 

 

Índice:

 

Prefacio                                  

Cumbia                                    

Tonalidad del acordeón            

Acordeón del Litoral                        

Tristeza                                   

Humildad ante pedantería             

Nadie está solo                               

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prefacio

 

Tonalidad de las sensaciones es un poemario dedicado a la música de tierra adentro del continente, en su contemporaneidad y tradición; también dedicado a las sensaciones de cuerpo entero. Una de las melodías más sonadas y extendidas es la cumbia, que no solo es popular en todas partes, sino ha adquirido adecuaciones y adaptaciones locales, sin abandonar el formato de su nacimiento; modelado y modulado en Colombia. Otra de las armonías, no tan extendidas, mas bien, regionalizada en el norte argentino, en Uruguay, Paraguay, sud de Brasil y sud de Bolivia, en la provincia del Chaco, es el Chamamé. Ambos acordes contrastan por sus tonadas, aunque también por sus regiones de nacimiento; a su vez, ambas contrastan como lo moderno y la tradición; pues, la primera, ha experimentado variaciones actualizadas, por así decirlo, adaptándose a los escenarios de fiesta urbana; en tanto que la segunda, ha preservado su estructura campesina gaucha. Sin embargo, ambas expresan los sentimientos y las percepciones territoriales de los pueblos de tierra adentro; aunque cuando hablamos de la cumbia, tiene que ver con las playas y el trópico, en sus lugares de nacimiento. Tierra adentro, entonces, quiere decir tierra de perdurables memorias.

 

Ya dedicamos poemas al tango, al flamenco y a la cueca; pensamos seguir haciéndolo con otros estilos musicales del continente; melodías y composiciones contemporáneas y tradicionales, buscando expresarlas desde las plásticas imágenes de la metáfora, motivadas por la vibración de sus ritmos. Que son, por así decirlo, lenguaje de cuerdas vibrantes, desplegando armónicamente notas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cumbia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuerpo curvado como arco de flecha al acecho

Ritmo ondulado en flujo y reflujo como las olas

Cadencia sensual perdida en musical atmósfera

Gramática móvil como sinfonía bayadera

Baile tropical ardiente o madrugada de playa

Cumbia alegre y melancólica

Como simetría de sensaciones

Recoge sones afros en verbo de tambores

Versos danzantes cantando confesiones

 

Cumbia que atraviesa los tiempos ingratos

Desde mezcla de convulsión colonial interminable

Hasta actualización hecha por jóvenes perspicaces

Prodigiosos talentos hábiles en instrumentos

Eres expresión clara de sentimientos

Agitados en disyuntivas encontradas

Como constelación de mariposas quiméricas 

 

Combinas pasos suaves y cortos

Dibujando fragantes fantasías populares

Música mestiza voluptuosa

Como corporales poemas sonoros

Y letras contando historias locales

Sugerentes reflexiones plebeyas

En crepusculares paisajes

Y dilatados recogimientos románticos

Sembrando jardín de rosas

 

Convocas en noches inquietas

A bohemias parejas ojerosas

Despertándolas con son pegajoso

Almacenada dulce miel afrodisiaca

Bailan pronunciando resonantes memorias remotas

Como si transmitieran perpetuos antepasados

Pasiones encarnadas en cuerpos de piel mojada

 

Cumbia colombiana como la guanábana

Ahora continentalmente extendida

Seductora apasionada y cadenciosa

Desde Alaska hasta el Estrecho de Magallanes

Opones a globalización banal

Tu refulgente irradiación espontánea

Ágil como vuelo de paloma

Conjugando como migraciones nómadas

 

Construyes mundo musical fascinante 

Hecho de francos efluvios y brisas acariciantes

Como rayos de sol filudamente penetrantes

Enamorados convulsivos de pieles bronceadas

Y armoniosos como aguas de lago sosegadas

Se hunden en carne desatando incendios

Convirtiendo al baile en derroche absoluto

Energía emocional donada a concavidad nocturna

Enloquecida por peregrinas luces agitadas

 

Cumbia donde mitigan jóvenes sus ansias

Encontrando en tus brazos refugio para su congoja

Confesando sus recurrentes angustias ateridas

También sus explosivas alegrías alborotadas

Audición atenta de canciones luminosas

Como mirada dulce de caballo reposado

 

Al tocar tus tambores y al sonar tus trompetas

Las notas expresan lenguajes olvidados

Hecho de notas y tonadas acompasadas

En ritmo ondulante como dunas del desierto

 

Tambores, maracas, flautas y trompetas

Se congregan como amistades retomadas

Armando trasfondo sinfónico embriagante

Clima denso como niebla de invierno

Insinuante como lluvia de verano

Acompañando ascenso de voz cristalina

Como agua curva de la montaña

Abriéndose espacio entre nubes vaporosas

Mostrando desnudez aguda y deslumbrante

 

A veces tus letras me asombran afectuosamente

Por su culta sencillez evocada

Otras me arrastran a juego extraño

Honda añoranza y desbordante júbilo

Como mostrando que la vida es paradójica

Que no alcanzamos ni alegría plena 

Ni divagante absoluta pena

Otras veces me enamoran composiciones sofisticadas

Hechas por flamantes artistas dedicados

Interpretes artesanos de sonidos 

Vibraciones coordinadas por instrumentos heredados

Desentrañadas por cantoras transgresoras

De simuladas poses formales

 

Amo baile melodioso de muchachas maravillosas

Imaginaciones de colores impresionistas

Como cuadros de Pierre-Auguste Renoir

Y antiguas porcelanas primorosas

 

Amo sentido estético insinuado

En ondeantes movimientos hechiceros 

De caderas fértiles como tierras no cosechadas  

Y cuerpo flexible como las alondras

Llevadas por lozano ritmo abrazante

Cuando ojos soñadores miran lejos

Para encontrarse en horizontes prohibidos

Con entonadas utopías imposibles

 

Cumbia sigues siendo fiel compañera

De intrépidas evocaciones adolescentes

Aventurándose sin cautela

En intermitentes amores renovados

Y de afincadas nostalgias adultas

Remembrando odiseas pasadas

De repentinas subversiones corporales

Rebeliones de órganos esmerados

Y dinámicas percepciones profusas

De largas confesiones amorosas

Y acogedores hogares hospitalarios

De recurrentes dilemas no resueltos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tonalidad del acordeón

 

 

 

 

 

 

 

 

Cumbia brotando serpenteante del acordeón

Resoplando coqueta coaligadas emociones

Dando estructura a balada entrañable

Acordeón de pulmones musicales

Componiendo con sentimientos desbordantes

Como si fuesen notas de pentagrama

 

Apreciado acordeón criollo

Armónico instrumento de vientos vespertinos

Dirigido por dedos tecleando como en piano

Complementados sonidos agudos y bajos

Combinando tonalidades ondulantes entrelazadas

Ocasionando dilatadas sonatas encantadoras

 

Cuando sentido inmanente se hace presente

Tu soplo tibio emerge de tu fuelle

Alimentando fuego prendido por pasiones

Entonces sabemos que fuiste inventado

Para escribir emocionado las tonadas secretas

De ancestrales acontecimientos intuidos

Por maravillosos cuerpos sensibles

 

Cuando soplas baladas envolventes de cumbia

Tus sonidos pronuncian alegres tonadas recurrentes

De vibraciones y ondas palpitando como alboradas

Empujando a epicúreos meneos pendulares

Relojes sensuales marcados por caderas tropicales

Y por bamboleo suave de torsos elásticos

 

Tu mensaje mágico no se encuentra en las letras

Sino en pensamientos profundos de música convocada

Por eterno retorno al comienzo de todo

En los acompasados ritmos fugitivos

Excéntricamente intensos en vibraciones sonoras

En tonadas graves como despedidas crepusculares

Blandiendo banderas rojas recordando la sangre

De rebeldes multitudes heroicas y arronjadas

Agitaciones insólitas al dar notas trasmutadas

Expresando sedimentaciones profundas de la memoria

Copiosamente dinámica y proliferantemente mundana

 

Tu ventaja sobre el lenguaje hablado

Se debe a recuperada primordial forma

De antiguas entonaciones olvidadas

Originarias manifestaciones de emociones francas

De cuerdas y de partículas infinitesimales románticas

 

¿Por qué nos hemos alejado de esta modulación

Enternecida madrugada del universo?

¿Por qué nos perdimos en lenguaje hablado

Olvidando ritmos y tonos creativos?

¿Por qué abandonamos notas inaugurales estelares?

Como si obtuviéramos con signos presuntuosos

Sabiduría calada en pulido marfil

Y cincelada laboriosamente en mármol

Voces secas convertidas en códigos binarios

E inscripciones trocadas en signos duales

Cuando podríamos haber compartido

Esta escueta racionalidad lingüística

Con melodiosa intuición primordial

Manifestación de vientos compositores

 

Acordeón diatónico adaptado a profusos territorios

Donde cantan coros de bosques emotivos

Coloreando tenues brisas acariciantes

Rosando suavemente ramas danzantes

Y hojas verdosas haciendo de fuelle

Acordeón frondoso de arboleda bailadora  

Soplas notas en tonos descollantes

Escapan de tu fuelle como muchachas alegres

Yendo elegantes a su primera fiesta

Abriendo huellas en aire motivado

Perturbando adormecida calma

Depositando en huellas hendidas

Semillas de melodías guardadas

Por voluptuosas constelaciones bayaderas

Antes de explosión inaugural

 

Dulce acordeón de cumbia 

Eres la otra voz que canta

Con primorosos sonidos entrelazados

Formando enredaderas de melodías

Trepando húmedas paredes del alma

Atraviesas cuerpos con ráfagas ballestitas

Seducción insinuada en flotantes oscilaciones

Cadenciosas caderas como pitonisas consultadas 

A ritmo rutinario de orbitas alucinantes

Invocando nacimiento de pasiones

Y de sueños embriagantes

 

Te inventaron en la antigua Asia

Llegaste por la estepa tártara a sorprendida Europa

Los barcos te depositaron en continente de Abya Yala

Escondido largo tiempo entre dos océanos incomunicados

 

Admirable acordeón portentoso artefacto

Reserva acústica de mutantes sinfonías

Que manos mestizas liberaron copiosas melodías

Combinando artesanalmente percusión africana

Añoranzas indígenas en sonidos de zampoñas

Y regocijo criollo en consonancias barrocas 

 

La cumbia es uno de tus artes resplandecientes

Por donde se te escucha trastornas cuerpos dormidos

Desde el más profundo sedimento de sus memorias

Recordando remolinos de luces danzantes

Alquimia forjando universo bailando

 

 

  

 

 

 

 

 

 

Acordeón del Litoral

 

 

 

 

Dedicado a mí amigo distante Rubén Bassi

 

 

 

 

 

 

Viento de acordeón hecho de notas

Unas alargadas otras cortas

Dicen musicalmente su pronunciada nostalgia

Como recuerdos derramando lluvias suaves

O luz templada como en día de ligeras nubes

 

Soplas vibraciones sonaras desde profundas

Misteriosas cavernas desconsoladas

Geología replegando meditación honda

Contando suma de capas sedimentadas

Como etapas de evolución imaginada

 

Frases melódicas hechas de sensaciones

Tumultuosas como fragancias de primavera

Curiosas miradas sonoras y melancólicas

Parecen descifrar preguntas crepusculares

Que ni la noche ni el día se atreven a dar repuesta

Dejando en oquedad a espera angustiada

De cuerpo impulsivo preguntando asombrado

 

Sinfonía continúa alargando añoranza

Acompañada por dulce goce animado

Trocando recuerdos en experiencias regocijadas

Tus incesantes notas no acaban nunca

Retomadas en forma de soplo interminable

Fuelle respirando y expirando incansable

Sin detenerse ni aposentarse en descanso

Tenaz acordeón guaraní jamás reposas

 

Dedos aldeanos tiernamente tocan clavijas

Dejando salir aire por treintena de bocas

Seleccionadas por pentagrama encarnado

En recios cuerpos gauchos al caer la tarde

Artistas ingeniosos e intérpretes criollos

Curtido mestizaje largamente elaborado

Fructífera convergencia de pródigas historias

Trashumantes caminos serpenteantes y mundanos  

Recorridos culminados en tierras correntinas

Y en campos de Entre Ríos y comarcas de Misiones

Donde dejaron fluir copiosamente sus canciones

Hechas de misceláneas remembranzas caviladas

De profusas tradiciones complementadas 

Y de impulsivos asemejados amores

Moldeados por un mismo formato heredado

 

Templado acordeón del Litoral

Acogido por tierras bañadas en dulces ríos

Inquietos afluentes de la Cuenca del Plata

Contorneada por el caudaloso río Paraná

Y por el confluente río Uruguay

Donde anida la perdiz y se arrastra el caracol

Cantas animosas narraciones bailables

De hombres y mujeres de ranchos insomnes

 

Donde de vez en vez, en alguna tarde

Se reúnen familias para tocar el acordeón

Acompañando con afinadas guitaras vernaculares

Y a veces con armonizados violines forasteros

Dejando a parejas desplazarse suavemente apegadas

Con un brazo en la cintura y el otro en el hombro

Mientras los pies se deslizan jugando trancos

A ratos descargan zapateos esmerados

Conquistando nuevamente a la pareja liada 

En pequeños lapsos brevemente escurridiza

Con recurrentes compases repentinos y emocionados

En pista compartida por otros dúos abrazados

 

Evocas antiguos talleres de misiones jesuitas

Donde talento nativo y virtuosa artesanía guaraní

Se conjuga con enseñanzas politécnicas

De la perseverante Compañía de Jesús

Confecciones de instrumentos y de nuevas composiciones

De ecologías entrelazadas de indígenas, afros y criollos

Obras patrimoniales de tu barroco acabado

 

La música es acontecimiento imborrable

Continente de abundancias afincadas

En tierras bañadas por ensoñaciones de afluentes

Humedeciendo climas suavemente tropicales

Cobijando a Corrientes, Misiones y Entre Ríos

Territorialidades envueltas en telares mágicos

Hilados en rituales de Chaman ungido

 

Acordeón cultivado en vaho balsámico

Tierra húmeda campesina atravesada

Por riachos, arroyos, pantanos, lagunas y bañados

Hospitalaria tierra de gauchos a caballo

Y poros de yerba compartidos en veladas vespertinas

Envolviendo con canciones a parejas cinchadas

Y a campechanas familias de pueblos congregados

Mientras el rojizo churrasco en la parrilla

Se asa lentamente a leña prendida

 

De tu fuelle apasionado

Emergen fluidamente sonoros tonos densos

Virtuosos espesores trovadores 

De proliferantes afectos convocados

En humedad insondable de Litoral extenso

La melodía forma parte del paisaje imperturbable

Compases de luces en repiqueteo constante

Insistente invitación a compartir goce polifónico

Momento abierto a entrañables confianzas

 

Tu sonora voz exhalada

Transmite tristezas dilatadas

Envuelta en concentrado regocijo alegre

Habiendo recordado y hecho presente

Anécdotas locales sembradas en experiencias sociales

Y cosechadas asiduamente en fiestas poblanas

 

Dicen del Chamamé ceremonia chamánica

Dedicada a ofrendar a seres de la Tierra sin Mal

Tierra Primera Yvy Tenonde matriz inaugural

Dicen también consagrando a San Mamés

Sincretismo ceremonial de espiritualidad nativa

Y renacentista religión cristiana 

Danza bajo la lluvia en lengua guaraní

 

Acordeón cromático

Hogar de docena de notas primordiales

Apareadas en regulares y alterados sonidos similares

Fuelle rodeado por conspicuas arcas armónicas 

Albergando registro afinado de diapasones

Y lengüetas metálicas vibradoras

 

 

Chamamé emanado por contorsiones de acordeón

Desatando remolinos de ondas cadenciosas

Alborozadas al encender emociones guardadas

Eres atmosférica danza de energías anteriores

Al baile que enlaza a parejas confundidas

En abrazos ceñidos y ritmos envolventes

Embriagas seductoramente a músicos y danzantes

Con cautivadoras sinfonías gravitantes

 

 

 

  

 

   

 

 

 

 

 

 

Tristeza

 

 

 

 

 

Acentuada tristeza me abruma

Como si fuese densa bruma

Como niebla espesa y nocturna

Sepultando maciza luminosas visiones

De ojos voladores cansados

 

Atraviesa mi pecho como viento helado

Devenido de polos de planeta azulado

Quizás traigan también auroras boreales

Como narraciones de colores oleados

Recordando pulsaciones candentes

De fuego huyendo por bóveda oscurecida

En la espesura cóncava del firmamento

Mimesis infinitamente curvada

Y atareada en lerdo retorno a la nada

Cuando el sol invade por pies y cabeza

Aguanosa y húmeda Tierra vulnerable

 

Amo copiosamente a los míos

Pero el amor no los nutre

El amor en un mundo despiadado

No es práctico ni eficiente

Es herencia romántica de eras heroicas

En períodos modernos no es de utilidad

 

¿Qué hacer?

¿Dejar de amar y ser prácticos?

¿Amar y ser pragmáticos?

¿Amar de todas maneras?

Aunque en estas etapas actuales

Se considere a la amancia

Un fósil aterido del pasado

 

Son preguntas falsas estas

¿Qué sería de la vida sin amor y afectos?

¿Sería vida acaso?

¿Cómo defender la vida en épocas reiteradas

De decadencia irremediable?

Cuando el hundimiento parece imponer sus reglas

Sonoramente monetaristas y estridentemente banales

 

Hay fuerzas que el poder no puede capturar

Ni forzadamente lograr vencer

Entre ellas se encuentra pujanza de amor

Y enraizado vigor de dignidad humana

Que ningún poder puede atrapar

Tampoco vencer ni doblegar

 

El dominio ante fibras creativas

Prefiere descalificarlas como románticas o utópicas

Cuando no puede hacerlo extirparlas violentamente

Usando pétreos argumentos fríos y abstractos

No importa si los enunciados convencen

Sino sean sentencias acompañando andanadas

Furibundas de autoridad impotente

 

Hablando de lapsos alargados o estrechos

Son condensadas magnitudes discordantes

El esquemático cronograma del Estado

Y el tiempo extraviado recobrado

Por gramática memoria literaria

 

El curso del poder dura un lapso corto

Los déspotas creen una eternidad deseada

El tiempo recuperado por memoria afanosa

Es el largo transcurso devenido

Inacabable como esfera voluminosa

De numerosas dimensiones plagadas

En pensadas geometrías inimaginables

Plásticas topologías fascinantes

De relativas distancias

Y condicionantes vecindades

Pues la duración es la vida misma

Inventora de múltiples procesos posibles

Entrelazados como ecologías complementadas

En movimientos envolventes entretejidos

Configurados en nichos abigarrados

De memorias constantemente presentes

Y asiduamente actualizadas

 

La tristeza es inoculada culpa

Amarga consciencia desdichada

Sujeto desgarrado en contradicciones

Innumerables problemas no resueltos

Ocasionando desasosiego desalentador

Y meditación en retiro desvelado 

 

La tristeza es herencia apremiada

De preformados comportamientos inyectados

Por iglesias imperiales señalando a culpables

Quienes cargan en carne pecado original

 

La tristeza es indeleble inscripción hendida

De binarios códigos corporativos

Obligándonos a interpretar sentimientos

Emergidos de incansables órganos corporales

Como tristezas reconocibles por analogías

Supuestas generalizaciones arbitrarias

Cuando no podemos convertir los afectos

En satisfacciones demandadas por los hijos

 

Estos sentimientos no son tristezas

Sino preguntas brotadas desde hondas geológicas

De estratificaciones y registros sensibles

Por conmovidos cuerpos insondables

Proliferantes preguntas ineludiblemente sentidas

Y pronunciadas por percepción exhaustiva

 

La vida es mutante y paradójica

La alegría no va sola sino acompañada

Por transversales melancolías sustentadoras

De ánimos óptimos y voluntariosos 

 

La explosiva alegría se da por logros cumplidos  

Viajando al lugar que nostalgia añora

Ese lugar es goce del eterno instante

Indisoluble presente elástico 

Como migrante onda ambulante

Hasta cubrir artesanal tejido espacio-temporal

Haciendo desaparecer tiempo inventado

Y restringido espacio absoluto dibujado

 

Mostrando lo único tenido a mano

Repetida coyuntura enmarañada

Círculo estrecho del eterno presente

Ineludible aleatorio alcance nuestro

Único lugar donde podemos intervenir

Creando e inventando mundos alternativos

Con ingenioso juego de asociaciones combinadas

Y profusas solidaridades recíprocas

En bullentes composiciones cambiantes

 

Estos sentimientos conjugados me embargan

Responden al afecto inconmensurable

Al exuberante amor a los míos

Tienen distribuidos estéticos colores

Como exposición de cuadros impresionistas

Pintando desplazamientos de acontecimientos

Y de vibrantes melodías conmovedoras

Como canciones recordadas cualquier tarde

Otorgando fuerza de entendimiento

A la conspicua comprensión buscada

 

Ante argumentos consabidos y repetidos

Del aletargado sentido común ciudadano

Racionalidad sensata de instituciones juzgadoras

Se hallan palpables espesores de precisos vínculos

Inaugurales del pluriverso entero alterado

Por pronunciada diseminación incomprensible

En distintas escalas y planos de intensidad cósmicas  

Nudos móviles de multiplicidades vitales

Órbitas paralelas de ciclos perdurables

Creando inspirados y fértiles poemas galopantes

Cantando a la alegría sideral de paradójicas materias

Plasmadas por sublimes sinfonías de cuerdas

Y bochornosas congregaciones agitadas

De emotivas partículas infinitesimales

Materias ahuecadas, sin embargo, duras

Cohesionadas por energías magnéticas

Y atracciones de fuerzas primordiales 

 

La tristeza aparece cuando nexos cardinales

Son racionalmente puestos en duda

Cediendo al narciso sentido juzgador

De las centralizadas instituciones engreídas

Entonces es tristeza engrosada

Por no haber respondido a demandas

De los amados hijos carnales

Y por haber abandonado entrañables lazos

Optando por conexiones provisionales

Maquinadas por ancladas estructuras dominantes

Alejándonos imperiosamente de lo que amamos

Aunque nos hagan creer que somos ejemplares

 

Se constata destructiva enajenación diferida

En deserción notoria de felicidad carente

Inmenso vacío en mundo representado

Como callejero teatro de la crueldad

Concentradamente poblado de simulaciones

Y ateridas banalidades proliferantes

Muestra oquedad deshabitada e inhumana

 

Las familias solo consiguen repetir ceremonias

Solemnes aprendidas como verdades congeladas

Sin lograr resolver problemas ocasionados

Contentándose con presencias encontradas

 

Aman profundamente pero no pueden expresarlo

Sino de manera diferida y alterada

Por hábitos señoriales y formales

Las familias quedan atrapadas

Por recurrente chantaje emocional

 

Admirables familias victimadas  

Por las máquinas crepitantes del poder

Exigiendo de ellas ademanes emuladores

Fructíferos en generar apariencias

Quisieran ser prolíficamente espontáneas

Confesar transparentemente cariños adorables

Preocupaciones y dudas recónditas

 

Debemos liberarlas del chantaje constante

Establecido normativamente como costumbre

Lograr liberar potencia social entrañable

Amor inconmensurable guardado por siglos

Inexpresable en lenguajes formales

 

Este afecto formidable aparece en coyunturas críticas

Cuando ya no valen las formalidades habituales

La desesperación repentina nos lleva

A retirar los ambages y entregarnos llenos

A salvar bravamente a los que amamos

 

No es ésta apología de irresponsabilidad manifiesta

Elocuente desidia optada como salida fácil

La responsabilidad es realización de apego

Irradiantemente afectivo a la propia tribu

Síntesis materializada de querencias

 

No es justificación de dejadez diletante

Sino obstinada búsqueda del cuidado

Y paciente esmero conseguido

Sin perderse en hábitos mecánicos

Nombrados anticipadamente como esperados

Sino de inventar singularmente

Innovadoras formas de pasión donada

Y ética conducta responsable 

 

Todos los hijos del mundo son nuestros hijos

Ellos continúan recorridos de creativa vida

Hermosos hijos herederos vespertinos

De fuentes, registros, museos y bibliotecas

 

Se rebelan replanteando herencias de saberes

De acumuladas técnicas y promovedoras ciencias

Inventando nuevos recorridos inéditos

 

Amemos en ellos continuidades humanas

Perduración de nuestros sueños

Protejamos este prodigioso desenvolvimiento

De inmanente potencia de la vida

Son ellos los que recogen la posta

Y continúan andando inventando caminos

Hagamos hereden un mundo

Que haya resuelto problemas desatados

Por celosos antepasados nuestros

Y también indudablemente por nosotros

Dejemos de creer obsesionados que somos

Indiscutiblemente el fin de la historia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Humildad ante pedantería

 

 

 

 

 

Ya no importan los nombres

De las cosas y de los hombres

Ni las palabras de discursos divulgados

Ni los conceptos de teorías presuntuosas

Menos importan poses demagógicas

Y famas sostenidas con andamios

De engreídos personajes pasajeros

 

Importa contacto sensible y hermenéutico

Tocando manifestaciones singulares

De aventurado pluriverso nómada

Composición astronómica multiplicada

En innumerables planos escalonados

Y compulsivos espesores intensos

Integrado en once dimensiones implicadas

Donde cuerdas inaugurales inventan inspiradas

Fuerzas fundamentales creadoras del cosmos

Materia y energía oscura

Materia y energía luminosa

 

No importan dominaciones provisorias

De simbólicos déspotas tercos y caprichosos

Enquistados en sombrías desdichas

Y en misceláneas ferias dominicales

Infortunios sepultados por miedo enfrascado

Arrastrándolos al latente espanto

Pavor imposible de esconder

A pesar de ventilada prepotencia

De frecuentes actos demostrativos

De corroído poder desvencijado

Pretendiendo equipararse a dioses

Mitológicos o unidades divinas teológicas

Mediadores de sagradas voces

 

Solo importan placeres de la piel

Cuando siente caricias de la brisa

El gusto de la boca al saborear deleitosa

Sabrosas frutas frescas y jugosas

Fragancia atmosférica de perfumes embriagantes

Exhalada por flores seductoras

Y formas diseñadas por genomas inscritos

En glaucas plantas extendidas

En la esfera cantante del planeta

 

Embrujo al escuchar sublime concierto  

De pájaros aposentados en ramas inquietas

En árboles congregados en densos bosques

En éxtasis verdoso y murmurante 

 

No importa reconocimiento formal entumecido

Otorgando nominalmente título nobiliario

Respeto protocolar de papel sellado

Vulgar metafísica burocrática administrando

Almacenados bienes públicos del Estado

En la economía política generalizada

 

Teatro ritual en juego de apariencias acartonadas

Cubriendo a jerarquías con caretas frígidas

Importan espontáneos comportamientos despejados

Iniciando comunicaciones de aprendizajes mutuos

Y confianzas compartidas por todos

 

No importa apremiante acumulación dineraria

Prolija aritmética de medición contable

Desvanecida metafísica estadística

Causa de preocupaciones destructivas

Desgastando el cuerpo y la mente

Sin dar tiempo a lo imprescindible

Y lo valioso de los ciclos vitales

Sin gozar compañía de quienes se ama

 

Importan satisfacciones sencillas

Cobijando existenciales secretos guardados

Compartir afablemente con gente mundana

Topos avecindados o lejanos

Dinámicas experiencias de sensaciones

Y profusas sensaciones experimentadas

En intenso y corto lapso convivido

 

No importa expansivo monopolio

De celoso poder largamente amenazante 

Causa de repetidos desvelos infernales

Al volverse estos señores paranoicos

Violencia legitimada por leyes forzadas

Por razón suficiente y dogmática

Coacción simbólica y descarnada

De acechante chantaje permanente

Y muerte promulgada por presidente

 

Importa encomiable dignidad humana

Emergida como sudor de cuerpo temerario

Ética colectiva, sentido comunitario

Dignidad encarnada en humanidades combativas

Cultivadoras de entrañables afectos humanos

 

Hay quienes creen son bagatelas

Estas apreciaciones tildadas de románticas

Ellos nos muestran descarnadamente

Sus ateridas miserias limitantes

Al creerse indispensables patriarcas

Mandados por cielo divino

A salvar el mundo desgarrado

 

Triste mundo imaginado por trama ingenua

En estresadas cabezas sufrientes

Y apabullantemente consternadas

De estos jerarcas abrumados

 

Mundo de representaciones recurrentes 

Como sombras lóbregas alargadas en silencio

Devastado por insinuante mutismo ensordecente

De estos megalómanos personajes angustiados

Evidenciando incrustados obstáculos de-culturales

Reduciendo civilización moderna a la ausencia

Oquedad vacua despojada de exquisita pulpa

De sabrosa berenjena horneada 

 

Espesores culturales transmitidos

Y acumulados en milenios de hominización 

Reduciendo horizontes al tamaño de prejuicios

No razonados sino heredados por habitus eclipsados 

En estos fanáticos delirios dominantes

 

¿Por qué se extraviaron las sociedades humanas

En un momento dado?

¿En qué lugar y circunstancia se perdieron?

¿Cuándo cayeron en la trampa

De ilusión de dominación merecida?

¿Qué hizo optaran por poder fanfarrón

Y no por la vida creativa?

Preguntas urgentes exigiendo respuestas

 

No seguir ruta condena al naufragio

Arrastrando a humanidad desesperanzada

¿O acaso se cree en penosa gloria fingida

Desconcertante finalidad buscada?

Si es así ya están muertos en vida

Embadurnados de disfraces sin gracia

De abrumador carnaval sarcástico

Donde la risa se trueca en mueca

Promiscuamente horrible y desconsolada

 

No se pueden tomar en serio

Espantosos desvaríos pretensiosos

Dispositivos mutilantes de la vida

Reducida al tamaño de mezquinas

Satisfacciones de sujetos castrados

Ignorando deleite de música

Forjada en sueños de amantes

Y olvidando placeres carnales

De cadenciosa holista danza

Embriagando cómplices sentidos integrados

En barroca percepción colmada

 

Tristes hombres de poder y dinero

Acompañados en marcha fúnebre

Por revistas y pantallas públicas

Oficiosas en contar chismes domésticos

Generando sensacionalismos anodinos

Mostrándolos en artificial perfil indulgente

De maquillados muñecos desolados

 

¿Acaso se encuentra felicidad en poder maquinado?

¿Acaso se encuentra felicidad en riqueza acumulada

Metálica moneda y suma aritmética?

¿Acaso se encuentra felicidad en fama inflamada

Construida por periódicos, revistas y pantallas

Empantanadas en su puerilidad recusable?

 

Es apenas ostentación estridente

De caras y de sonrisas estereotipadas

No dicen casi nada sino expresan poco

Descomunal propaganda infortunada

Dejando evidencia de carencias ocultadas

Y superficial derroche de impresiones abundantes

Y en fotografías de calidad de imagen

Sin enfoque cualitativo que aporte

Acompañadas por publicidades comerciales

Estilos especulativos convertidos en modas

 

Mundo insípido de fandango chillón enardecido

Emulación de goce, disfrute chabacano

Y trivial en imagen de espejo despoblado

Desgaste infructuoso farolero y sin huella

Intermitentemente fugaz huyendo de prisa

Y tramposamente desechable en su consumo

 

Al tomarle importancia

A futilidad institucionalizada

Al regir trayectorias de vidas

Por reglas de la banalidad

Al tomar en serio este deleite ligero 

Se manifiesta avidez cautivada

Por continuas ferias de lo descartable

En contraste con pretensiones de grandeza

 

Han convencido a gruesos contingentes

De cosificada sociedad de mercado

Que ésta es la realidad señalada

Y no hay otra alternativa o cercana

Las mayorías juegan con abalorios

Desperdiciando su vida en bagatelas

Proyectando restringidas finalidades

Opacos paraísos de hojalata

 

Humanidad abatida en la penumbra

Empobrecidos mitos sin gloria ni epopeya heroica

Sino ideologías otorgando sentidos efímeros

Ateridos a despreciables prejuicios sórdidos

 

Entre muertos vivos se refuerzan solidarios

Alimentando credo doctrinario de fetichismos

Sin sustento salvo imaginario esperanzado

Persiguiendo logros ostentosos y limitados

De lamentables estrechos alcances

 

La felicidad no se encuentra en parafernalia

De numerosos pavoneos elegantes

O grotescas jactancias enaltecidas

 

La felicidad no se halla en esta algarabía

Ni en ceremoniosos reconocimientos formales

Tampoco en aparente disponibilidad de fortalezas

De paranoico poder encriptado en la sombra

Y en arquitectura colonial restaurada

Ni siquiera en acervo económico

De inmensa riqueza cuantificada

Gozo perverso sustituto burlesco

De felicidad ni siquiera imaginada

Ni representada en discursos copiados

 

 

Nadie está solo

 

 

 

 

 

 

¿Solo contra el mundo de las representaciones

Y la máquina fabulosa de las dominaciones múltiples?

Este sentimiento desolador es autocomplacencia

De trama repetida en actos heroicos

Canto romántico dedicado a honrar gestos

Y actitudes de derroche y entrega

 

Nadie esta solo

Abarcado por soledad inmensa

En deshabitado desierto de arena

Donde solo las dunas se mueven serpenteantes

Lentamente empujadas por el viento insomne

 

La soledad es una hipótesis sentimental

Consagrada a valorar identidad aislada

Individualidad querida en mismidad indeterminada

En distinción singular como única huella

En universo diletante y extravagante

En atronadora destrucción de galaxias

O en agujeros negros remolinos suicidas

 

Nadie puede estar solo

Errante como sombra lánguida

En atardecer preparando retirada

Anunciando despedida ensangrentada

En bóveda llorona de celajes en lontananza

 

La soledad es exaltado aprecio a tu nombre

Exagerado cariño a tu historia dibujada en memoria

Defensa personal ante ingrato mundo devastado

Mientras todo sigue como de costumbre

 

No eres centro de tramas noveladas

Ni singular héroe entregando su vida a la causa

Solo eres uno más en multitudes agitadas

Pero, a la vez, eres esa multitud amada

Por tus ojos escudriñadores y curiosos

 

Los héroes son inventos de epopeyas antiguas

Los antihéroes son ironías en prosa de novela moderna

Ambos aparecen en manifiesta soledad insondable

Y en dramas incontrolables atrayentes

Por concluyentes desenlaces inesperados

Encaminándose ciegos a dar cuerpo al destino

 

Eres el acontecimiento singular de la vida

Encarnada en tu cuerpo y tu modo de ser

No es poca cosa ésta, la de contener el mundo

En tu constitución madurada en destilado ardiente

Y en eruditas lecturas iconoclastas y heterodoxas

 

No es poca hazaña ésta, sumergiendo acontecimiento

En tu cuerpo enamorado de los ciclos vitales

La de contener el universo en fuga

En tu esqueleto perplejo

Como asombro de niño

 

Cuando combates a erigidos poderes

Obstructores de vibrantes flujos de vida

Lo haces no por héroe

Sino porque la vida exige

Liberar potencia creadora

Atrapada en instituciones celosas

Ilusionadas por el mito histórico

De su centralidad necesaria

 

Lo haces porque amas la vida

Y desprecias lo que se pone en contra

Despojándola de danzantes alegrías

Desposeyéndola de creatividad estética  

Depredación extractiva arrastrándola a la muerte

 

No estás solo

La vida te acompaña acogedoramente

Con los plurales seres estremecidos

Creados por las cuerdas astronómicas

Inaugurales de sinfonías cósmicas

Y por intensos afectos de composiciones dinámicas

Asociaciones de partículas infinitesimales apasionadas

 

No estás solo sino con los que resisten

Con la alteridad de mujeres subalternas

Con alterativos pueblos indígenas anticoloniales

Con proletariado nómada recorriendo talleres

Salvajemente explotado por capital hambriento

Sin contar con sindicato que lo defienda

Ni leyes del trabajo que se cumplan

Ni seguro de nada que lo proteja

Expuesto a ser votado cualquier rato

Estás con la diversidad de opciones

En el pronunciado deleite del cuerpo

 

No estás solo

De ninguna manera

No te creas el héroe de la epopeya

Ni el antihéroe de la novela

No te cantes a ti mismo

No te sientas atrapado en soledad inescrutable

En mundo ingrato y yermo como estepa sin lobos

 

Haces lo que hace el artesano con la madera

O los metales dúctiles y maleables

Lo que hace el pintor en la tela con los colores

Lo que hace el técnico con sus instrumentos

Lo que hace el campesino cuando siembra

 

Tú tallas en el acontecimiento que te contiene

Poblado de multitudes y sociedades rebeldes

Esmérate en tu arte compartido con miles

Constructor de convocatorias contestatarias

De consensos colectivos comprometidos

En emancipaciones desencadenadas como diluvios

Y de decisiones sociales transgresoras

Conformadas en democracia directa

 

Eres destructor heterodoxo e iconoclasta

De maniáticos imperios anacrónicos

Y de vanidosos estados entumecidos

Demoledor de fetichismos ideológicos

De-constructor de discursos pretensiosos

Dueños de verdad fosilizada

 

 

 

 

 

 

 


Contacto

Dinámicas moleculares

Andrés Bello 107
Cota Cota
La Paz-Bolivia


+591.71989419


Comunicado

Pluriversidad Libre Oikologías

Proyecto emancipatorio y libertario de autoformación y autopoiesis

 

 

Diplomado en Pensamiento complejo:

Contrapoder y episteme compleja

 


 

Pluriversidad Libre Oikologías

Proyecto emancipatorio y libertario de autoformación y autopoiesis

 

 

Diplomado en Pensamiento complejo:

Contrapoder y episteme compleja

 

 

Objetivo del programa:

Umbrales y limites de la episteme moderna, apertura al horizonte nómada de la episteme compleja.

 

Metodología:

Cursos virtuales, participación virtual en el debate, acceso a la biblioteca virtual, conexión virtual  colectiva. Control de lecturas a través de ensayos temáticos. Apoyo sistemático a la investigación monográfica. Presentación de un borrador a la finalización del curso. Corrección del borrador y presentación final; esta vez, mediante una exposición presencial.

 

Contenidos:

 

Modulo I

Perfiles de la episteme moderna

 

1.- Esquematismos dualistas

2.- Nacimientos de del esquematismo-dualista

3.- Del paradigma regigioso al paradigma cientifico 

4.- Esquematismo ideológico

 

Modulo II

Perfiles de la episteme compleja

 

1.- Teórias de sistemas

2.- Sistemas autopoieticos 

3.- Teorías nómadas

4.- Versiones de la teoria de la complejidad

 

Modulo III

Perspectivas e interpretaciones desde la complejidad

 

1.- Contra-poderes y contragenealogias 

2.- Composiciones complejas singulares

3.- Simultaneidad dinámica integral

4.- Acontecimiento complejo

 

Modulo IV

Singularidades eco-sociales 

 

1.- Devenir de mallas institucionales concretas

2.- Flujos sociales y espesores institucionales

3.- Voluntad de nada y decadencia

4.- Subversión de la potencia social

 

 

Temporalidad: Cuatro meses.

Desde el Inicio del programa hasta la Finalización del programa.

Finalizaciones reiterativas: cada cuatro meses, a partir del nuevo inicio.

Defensa de la Monografía. Defensas intermitentes de Monografías: Una semana después de cada finalización.



Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/estudios-del-presente/
Inscripciones: A través de la dirección: 

sebastianacontecimiento@gmail.com

Pluriversidad Oikologías

Avenida Andrés Bello. Cota-Cota. La Paz.

Teléfono: 591-71989419

Costo: 400 U$ (dólares).

Depósito:

PAYONER

Tarjeta 5300 7211 3134 3799

Nombre del banco

First Century Bank

Ruta (ABA)

061120084

Número de cuenta

4014539507051

Tipo de cuenta

CHECKING

Nombre del beneficiario

Raul Prada Alcoreza

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/

 

Pluriversidad Oikologías