Revelaciones colombianas

Revelaciones colombianas

Revelaciones colombianas

 

Sebastiano Monada

 

Revelaciones colombianas.pdf

 

Índice:

 

Prefacio                                          

Vida                                                

Revelación bogotana                               

Soy la metáfora de tus ojos             

¿Dónde estás Bogotá?                     

Jóvenes rebeldes heterodoxos

Iconoclastas                                   

¿Qué hicimos y qué somos?             

Transgresoras y guerreros               

Te preocupa el porvenir                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prefacio

 

El poemario Revelaciones colombianas reúne poemas recientes, que emergen en una coyuntura intensa, convulsa y agitada; desgarrada ante el dilema de la guerra y la paz. Aunque podamos hablar de la guerra en la filigrana de la paz, así como de la paz en el corazón de la guerra; sin creer que la guerra es un concepto distinto de la paz. Pues ambos conceptos pertenecen al esquematismo dualista guerra/paz; sobre todo, a la paradoja guerra y paz. La experiencia de las sensaciones en esta coyuntura intensa, se abre a hermenéuticas sensibles, que atraviesan el mundo de las representaciones, aposentado en la modorra de la repetición de lo mismo[1]. Los poemas hacen de intérpretes de esas sensaciones agitadas, emergidas de substratos emotivos, que emanan de cuerpos entregados a dilemas; mejor dicho, a rebeldías sensuales y transgresiones de lenguajes simbólicos, buscando abolir el mundo heredado.

 

Este poemario continúa los recorridos perceptuales y metafóricos de los diez poemarios anteriores; una vez que se logra la simbiosis poética entre la herencia vallejiana y la herencia lorquiana, combinándola con la herencia huidobriana[2]. Antes, se publicaron cuatro poemarios, marcados por la explosión corporal vallejiana[3], sin la musicalidad de los ritmos lorquianos. Si bien contaban con la irradiación de las entrañables y profundas metáforas humanas de Cesar Vallejo, no referían todavía a la influencia de las metáforas abismales de Vicente Huidobro.

 

Entonces, con este onceavo poemario, correspondiente a este ciclo  de irrupciones sensitivas y perceptuales, que recurren a metáforas en constante devenir, para dar cuerpo gramático a sus intensidades, parece que concluimos esta experiencia poética de tonalidades subversivas. Cuyos substratos emotivos se encuentran en las memorias corporales; cuyos substratos literarios se encuentran en las herencias de los poetas mencionados; cuyos substratos de la experiencia sensitiva se encuentran en los espesores territoriales, que hacen de referentes, pero, sobre todo de Oikos.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vida

 

 

 

 

 

 

 

 

Vida

Sensibilidad flotante

Sientes esta creación improbable

Donde te encuentras

Y te preguntas

¿Por qué?

No hay respuesta hasta ahora

Ni sabes si habrá alguna vez

Como incógnita de mudo pez

Bañándose en el agua de la aurora

 

La respuesta quizás seas tú misma

Vida fecunda y pensativa

Vitalidad palpitante y creativa

En cuanto estás presente

Y desbordante de energía

 

No hay necesidad de preguntas

Como búsquedas en abigarrada

Verdosa selva tupida

Ni de repuestas

Como verdades de sabios

De miradas perdidas en lontananza

Solo saber que estás

Ahí desde siempre

Como azar

En la filigrana de la necesidad

Jugando con los colores mágicos

Pintura en once dimensiones

Que eres sensible y memoria

Que sientes, te alegras y te angustias

Eso es ya más que respuesta

Es autenticidad de la existencia

Como manifestación evidente

De la creadora potencia

La plenitud del afecto

Como viento provocado

Por enjambres de mariposas

Amor a través de este sentir

Del espesor experimentando

Constantemente

Como órbitas inagotables

De planetas insomnes

O trampa turbulenta de remolinos

 

El comienzo de todo

Es entonces el afecto

La sensibilidad anterior al comienzo

Incluso a ella misma

La vida en metamorfosis

Permanente

 

Parece inspiración

Como sueño de niño inocente

Aquéllo que somos y no conocemos

El olvido nos ha separado de la plenitud

Haciendo solo recordemos lo reciente

Creamos en la memoria corta

Sobre todo preguntemos

Cuando el cuerpo sabe todo

 

¿Por qué el olvido?

¿Por qué la separación?

¿Por qué buscar el saber absoluto?

Cuando ya está en el cuerpo

En su ansioso palpitar

Y entrañable sentir

En su luminoso imaginar

E intuitivo razonar

 

¿Quizás porque perdimos el rumbo?

En un momento y situación

Sin acordarnos de nada

Quizás porque nuestra madre genoma

Guardó escrupulosa el secreto

En el fondo de nuestro cuerpo

Para lo descifremos

Cuando lo merezcamos

 

No lo sabemos

Pero es mejor entregarnos

A búsquedas o retornos

Recorridos itinerantes

De comunidades nómadas

Recuperando la memoria

En el tiempo perdido

En vez de extraviarnos

En miserables objetivos

De corto alcance

Como saltos de boxeador

O retórica de orador

Enredando a su rival

Cuando también puede embrollarse

El mismo con sus lazos rodantes

 

Entregarnos melancólicos

A triste expresión

Como llanto angustiado

De luto la canción

Proyectados por el ego

Herido en su aterido orgullo

 

¿Acaso creemos comienza con nosotros la razón?

El pensamiento y el sentir

¿Acaso creemos somos el centro

y el fin del universo?

No hemos entendido nada

Por qué estamos aquí, dónde estamos

Desde cuándo

Y por cual río nos abandonamos

Parafraseando a Pedro Shimose

De quiero escribir pero me sale espuma

Desechamos las conexiones inmediatas

Con todos los seres del cosmos

Preferimos acurrucarnos en supuesta

Soledad en destierro

Por dramática imaginación exasperada

Preferimos refugiarnos como sufrientes

Crucificados como herejes

Por soldados romanos obedientes

En congoja de víctimas

Como lágrimas de madres desoladas

En vez de entregarnos de lleno

A la alegría creativa de la vida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revelación bogotana

 

 

 

 

 

Te encontré de repente caminando

Suave desplazamiento de pétalos de rosas

Tierna encarnación vaporosa

Benigno sueño de notas rojas

Fragante sinfonía de amores

Y oferta de deseos trovadores

 

Caminabas lentamente distraída

Gacela emergente de los bosques

Cercanos a los bordes de la urbe

En la acera de la calle concurrida

Bulevar de domingo festivo

Bogotá bohemia y desvelada

 

Pensativa caminabas melodiosa

Silenciosa como vuelo de ave

Rememorando a Atenea morena

Miel exquisita diluida en atmósfera

Húmeda como lluvia acabada 

Como si fueras condensación añorada

De entrañables recuerdos galopantes

 

Sorprendiste mi existencia acostumbrada

A regularidad de analogías juguetonas

Tocándose sensibles en bordes

De voluptuosa piel tersa

Como agua de manantial

Días repetidos en rutinas

Y noches distintas en novedades

Mostrando geometrías cristalinas

Donde la igualdad es la diferencia

 

No podías ser verdad

Revelación estética de sensualidad

Intrépido testimonio inesperado

Cuadro mágico inédito

O intuitivo poema ocultado

 

No existías en mi imaginario

Arrebatado por presencia afortunada

Maravillosa creación de fuerzas primordiales

Tonada de cuerdas trovadoras

Del enigmático multiverso sincronizado

Y de incontables memorias afectivas

No eres recuerdo sino invención momentánea

Presente eterno y refulgente

Intenso en fugacidad indefinida

 

No podías ser verdad

En espontanea belleza danzante

Aposentada movilidad en la vereda 

Poblada de memorias encajonadas

Como cuando murió Jorge Eliecer Gaitán asesinado

Para siempre desatando la guerra permanente

En ciudad erigida sobre nostalgias muiscas

 

Eres aleatoria canción evocando alegrías

Extraviadas en viajes largos al olvido

Buscando ansiosa pasados perdidos

En tiempos minerales sedimentados

Como vetas ocultas del subsuelo

Navegando al porvenir prófugo

Expresas potencia de vida creadora

 

Quedé mudo, absorto y extasiado

Como niño asombrado ante lo inédito

De mis ropas despojado

Y de certezas acumuladas

Consciente comprendí mi negligencia

Y los límites de experiencia agazapada

Rizomas de arbustos persistentes

Rumor de tolas nocturnas de la cordillera

Incendiadas por el frío de la helada

 

No puedo decir que me enamoré

De ti a primera vista

Como se dice de costumbre

No fue así tu presencia percibida

Revelación explosiva del momento

Cadenciosa aparición súbita

Prodigiosa elocuencia deslumbrante

Intrepidez de cíclicos vitales

En universos de la nada

 

Ahora sé que existes

Así como existo yo

Casualidades de encuentros inesperados

También sé que no eres para nadie

Quizás ni para ti misma

Eres como auges del renacimiento

Floresta renovada en ciclos envolventes

Anunciándose en coloridos manifiestos

Como alboradas crepusculares

Pintando el día en sus avatares

Eres la espontánea fragancia derrochante

Composición de cuerdas inaugurales

Inventando constelaciones ondulantes

Soñadas por dioses muertos

 

Sería pretensioso describirte

Eres anhelante poema esperado

Como convulsivos deseos nómadas

O expectantes esperas ilusionadas

De carne y huesos embrujados

Definición sublime en despedida

De atardecer ensangrentado

Incendio clausurando el día

Manera de transcurrir como brisa

Coro de tallos sin prisa

 

Me enseñaste que amar no es desear

Solo maravillarse por expresiones vitales

Memorias químicas en dilemas

No resueltos por sabios

Y por experimentar afectos sin normas

 

Ni soy tuyo ni eres mía

Frases pronunciadas en delirio

Diseminado de entrelazados cuerpos

Llevados encantados por el viento

O serpenteantes corrientes marinas

 

Lo armonioso es la intuición subversiva

Existimos en el mismo mundo tangible

En el mismo tejido espacio-temporal

De entrelazados hilos vibrantes  

En innombrable cosmos divagante

Empujado por caravanas nómadas

 

Nada más

Este saber consciente de su ignorancia

Felicidad indescifrable de ideogramas desconocidos

Certeza existencial, argumento incontestable

Metáfora repentina en metamorfosis

Arjé-escritura de materia sonora

Energía condensada en alegorías

Constante devenir difuminado

 

No es amor lo que emana hacia ti

Profundo gratitud a tu existencia

Por presencia consagrada en el azar

Demostración categórica y corpórea

Ondulante y sigilosa pronunciación

Sin palabras enunciadas por la voz

Soplo exhalado desde los huesos

Gramática muda en danza seductora 

Como ceremonia de iniciales besos

Ritmicos suaves e insinuantes

Poiesis inmanente de infinita potencia

Y trascendental peregrina extravagante

Genial biológica composición curvada

Por la gravitación indescifrable de tus sueños

Y la combinación estética de tus formas

Sinfonías de cuerdas inspiradas

Más acá y más allá de la mirada humana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy la metáfora de tus ojos

 

 

 

 

 

Me pierdo en tu mirada

Naufrago en océano ondulante

Celeste como el cielo

Azul como el mar inmenso

No tiene edad tu expresión

No tiene tiempo el fulgor

De tus ojos

No tiene prohibición

Tu tierna adolescencia

Ni la voluptuosidad deseada

De tus labios carnosos

 

Amo toda tu cadencia

Muchacha de cabellera revoloteada

Por pasiones caprichosas

Castañas cascadas cayendo

Sobre tu seno derecho

 

¿Eres la respuesta a todas las preguntas?

Quizás sí

Pues no eres teoría

Sino realidad indiscutible

Ante mí

Con toda la beldad

Que ni los dioses

Pudieron crear

 

Eres tu propia creación

Tus sentimientos dulces

E inocentes te inventaron

La fragancia tierna de tus búsquedas

En cualquier parte

Sin método

Solo llevada por tu pasión

Como arrastrada por corrientes desconocidas

 

No puedo resistir tu presencia joven

Acontecimiento de entregas aventuradas

Me venciste de entrada

Me entrego a tu mirada

Y tu rostro relumbrante

Que también mira

Con las exaltaciones de la piel 

Extasiada

 

Quiero perderme en tu cuerpo de miel

No me importa hundirme en tu lozanía

En el mar de tus suspiros

Solo me importa entregarme

A tus deseos insondables

A tus caprichos curiosos

 

No  me importa el ayer ni el futuro

Tampoco el presente

Solo me importa la eternidad del instante

Que lleva tu nombre

 

Estoy enamorado de ti

De tu mirada mítica

De tus pupilas oscuras

Que me tragan irremediablemente

De tu rostro bello como desafío

A todas las creencias humanas 

Desnudo como la tez virgen

Añorada por déspotas

Que no encontraron tu pureza

 

En el desierto te encontré

Como oasis o espejismo

Ahí me quedé

Refugiado en la fragancia embriagante

De tu cuerpo angelical

Transgredido por mí devenir

Impulsivo y endemoniado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Dónde estás Bogotá?

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Dónde estás Bogotá?

En tus noches pobladas por buscadores de la nada

En tus bulevares donde tocan las bandas de jóvenes

En el canto apasionado de la composición femenina

Cuando viaja en la urbe hacia el todo

Sus sentimientos las llevan tan lejos

Que no podemos alcanzarlas

En las cuevas de tus noches

Refugio de los que te buscan

Sin encontrarte

En la luz del día esparciéndose

Como pensamiento angustiado

En los cálidos amigos

Cobijando esperanzas

Expresando en sus rasgos

Escrituras muiscas o de Boyacá

En las comidas donde el gusto de la cocina

Se hace presente

Como estética culinaria

 

¿Dónde estás Bogotá?

En la votación popular definiendo resultados

Con simpatía o enojo

Con esperanza o frustrada

¿Dónde estabas cuando mataron a Gaitán?

Estuviste presente, multitudinaria

Ardiente como incendio

Mellaron tu dignidad y te defendiste

Felina de la Amazonas y de los llanos

De los páramos y la cordillera

¿Dónde estás ahora que te necesitan los lagos?

Los nevados llorones

Los bosques talados

Los cuerpos martirizados

De los hijos de la tierra

De las hijas del cielo

Dónde estás ahora, la paz te reclama

 

Bogotá, no volverán a matar a más Gaitánes

En las aceras tristes

No serás testigo de más violencia desatada

No te volverán a mancillar

Tú eres el resumen de la constelación de afectos

Que recorren el país de la guerra permanente

Tú cobijas las memorias de tantos

Y de tan pocos tenidos en cuenta

Bogotá perdida en cien años de soledad

No nos dejes solos y solas

Acompáñanos con las víctimas

En esta marcha a la esperanza

 

 

 

 

 

 

 

 

Jóvenes rebeldes heterodoxos iconoclastas

 

 

 

 

Dedicado a los y las jóvenes rebeldes bogotanas, bañados por los vahos territoriales muiscas, y colombianas, de los otros espesores territoriales, cuyas atmosferas guardan los cantos y danzas indígenas, así como las inscripciones de la guerra anticolonial inconclusa.  

 

 

Guerreras en el crepúsculo agonizante

De la civilización petulante

Diseminada banalidad exuberante

Por el orbe triste

Guerreros en la agonía crepitante

Del régimen barroco de la contabilidad

Minuciosa de las monedas manoseadas

De la producción de la cantidad registrable

Aman la vida en todas sus formas creadas

He inventivas por la genialidad

Del azar y la necesidad

Conjugadas como amantes

Enfrentados en ardiente paradoja

 

Así como adoran el paisaje dibujado

Por los sueños olvidados de los niños

Vencidos por el insomnio

Y el cansancio

Madrugada humedecida

Por el sudor de las niñas acaloradas

Pintada por pinceles impresionistas

Mirada angustiada de Vincent van Gogh

Y colores elocuentes emocionados y ondulantes

Lenguaje vibrante de las cuerdas

 

Pelean con toda la vitalidad de sus cuerpos

Con toda la potencia de sus órganos

Como poemas de Cesar Vallejo

En lluvia profética de París

Intuyen subversión afectiva

En las memorias sedimentadas

De la vida desbordante

 

Jóvenes aposentados

En las calles adoquinadas

Pobladas por marchas serpenteantes

De consignas alucinantes

Narrando la gramática cambiante

De la utopía incumplida

Rebeldes conformados corpóreamente

Por memorias sensibles inscritas

En las huellas de la confesión de la carne

Partículas infinitesimales asociadas

Como asambleas proletarias

Sintiendo afectos de explosiones inaugurales

Entregando infinitas energías

A la creación desbordante de la existencia

En sus innumerables formas de ser y la nada

Son también incontables formas del no-ser

Y del imposible todo

 

Jóvenes rebeldes heterodoxos iconoclastas

Heredaron un mundo aturdido

Como congregación de ranas asustadas

Evidencia de absurdos reglamentarios

Manifiestas sandeces habituales

Mundanidad hecha por generaciones pasadas

Buscando el enseñoramiento sobre la tierra

Dejando a su paso la huella del desastre

Solo encontraron el método de la violencia

Desatada sobre los cuerpos sensibles

De anthropos sorprendidos en su abandono

Vulnerable y desnudo

Sobre cuerpos de otros parientes

No humanos

Llamados plantas y animales

 

Este mundo desierto sin agua

Ni recuerdos apegados

No tiene por qué ser el suyo

Ustedes actúan al compás de los ritmos

De pulsaciones del cosmos

Danzante en pista interminable

En la insondable oscuridad iluminada

Por las ansias insubordinadas

De vibraciones cadenciosas

Exigen a las generaciones antecesoras

Resuelvan los problemas desencadenados

Por ellas

 

Cuando hablan, cantan y danzan

Cuando renuncias a baladas de sirena

De esta sociedad ostentosa y estrafalaria

Abultada de abalorios inflamados

Por la retórica desgastada

Evidencian a la vida creativa

 

Guerreras y guerreros del alba

Del crepúsculo afligido

Y la noche adormecida

En abismal concavidad gravitante

Al no bajar sus armas nunca

En gesto valiente inalterable

Armas pasionales emanadas

Como vahos cantores de la selva

Enraizada a los cuerpos seducidos

Conectados desde siempre

A las cuerdas compositoras de la materia

Hundida en la oscuridad inexplicable

O irradiada en la fugacidad de la luz

 

 

Rebeldes heterodoxas iconoclastas

En sus manos y miradas se encuentran

Los cursos y recorridos venideros

No dejaran hundirse a la humanidad

En lamentable decadencia

Pues saben que esta hominización

No es más que forma inventada

Intrepidez del genoma inaugural

En el planeta asombrado

De tal propósito depositado

En su vientre fecundado

 

Juventud transgresora

Como sonidos de guitarra

En nocturna fiesta gitana

Me sorprende tu ímpetu atrevido

Desbordando normas y estructuras

Tú fuerza fugitiva

Y entrega al instante eterno

Al amor a la metamorfosis de la vida

Que es estallido afectuoso donante

Sinfonía de cuerdas inspiradas

En el deseo del todo

Desde las ansias de la nada

 

Son eso

Lo que siempre debería ser la humanidad

Esperanzada

Ocupándose de continuar en su singularidad

Como fondo oculto de agujero negro

La obra creativa de explosión inaugural

 

Guerreras y guerreros nómadas 

Como los primeros pasos de humanidades

Iniciando senderos con marcas hendidas

En espesores de territorios enamorados

Caminantes pies desnudos

Y callosos

Poetas de trayectorias aventuradas

Armados de símbolos indescifrables

Y alegorías tejidas por manos ágiles

Conferidas a formas exteriorizadas

Del mundo inventado por ojos ansiosos

Y curiosos

Por mitos del origen del cosmos  

Y de los ciclos del fuego

Donado por el jaguar brillante

Como luciérnaga felina

De la Amazonas frondosa

Espesada en la fragancia acumulada

Desmedida voluptuosidad sin normas

Orígenes de la caza envolvente

Y la recolección gratificante

Acompañada por la agricultura sedentaria

Armados por consonancias afectivas

De corazones percutores

Como tambores africanos

Llamando a Atenea negra

Y pieles sentimentales

Como las de Sor Inés de la Cruz

Escribiendo poemas encriptados

Parientes de plantas abundantes

Y animales proliferantes

Del planeta azulado

Y solitario

En su poblado viaje iluminado

 

Ahora desafían al imperio

Y a las adherencias parasitas

Pegadas a maquinaria chirriante

Pequeños estados paranoicos

Que fueron patriarcas ancestrales

De la descomunal globalización

Desbordada en imitante repetición

Aburrida

Monstruosidad maquinal

De la decadencia global

 

Ustedes, portavoces de los bosques

Y de las aguas contaminadas

Defensores de las cuencas

Y los nevados olvidados

Serán los vencedores del imperio

Continuadores de la potencia creativa

De la vida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué hicimos y qué somos?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Quiénes somos y cuando seremos lo añorado?

Como realización de promesa profética

Mujeres y hombres de la tierra espesa

Cúmulo de geologías de sensaciones

En metamorfosis diferidas

Pobladas por visitantes antiguos

De constelaciones desaparecidas

 

Coros de bosques embriagados

Por palpitaciones solares incendiarias

Ciudades agolpadas en inquietudes

Y proverbiales alegrías transitorias

En desiertos de dunas mercantiles

Contrastes de oleajes esperanzados

Utópicos flujos y reflujos espumosos

 

¿Qué hemos hecho con nosotros

Subversivos contra la historia consagrada

Y la perentoria realidad institucionalizada?

¿Qué hemos hecho con el Oikos?

Nuestro abigarrado hogar planetario

Dejamos la huella terrible marcada

En sufrientes suelos despojados

Dejamos derramadas tantas víctimas

En el olvido del tiempo sin memoria

Medida del tamaño de la violencia

Penosamente desatada

 

No podemos cerrar los ojos

Clausurando el itinerario de recuerdos

Como si desaparecieran evidencias

Del pasado aferrado al presente

Con sus garras de jaguar agazapado

En troncos de árboles amazónicos

Tampoco desaparecen por gesto indiferente

Percusiones de tambor de corazones

Amantes

Convocantes palpitaciones africanas

 

Somos responsables de acaecimiento

Conflagración permanente

Odisea interminable

Que no llega nunca a Ítaca

Responsables de nosotros mismos

De cuerpo entero desafiante

Como Aquiles en caverna del ciclope

Actitud guerrera penetrante

Armada de múltiples astucias

 

Responsables de actos desplegados

Como ritmo de maizal dorado

Movido por brisa juguetona

Pasión sembrando territorios

Con las manos enterradas en el barro

Agricultura de anhelos plantados

En surcos fecundos del campo

Horadados por aperos insomnes 

De acciones bien intencionadas

Cuyos efectos no se controlan

 

Responsables de pensamientos dichos

O guardados

No escapemos a preguntas

Flechas venidas de cielos idos

Anteriores al momento

Que nos hieren

Y nos cuestionan

 

Respondamos honestamente

Como agua cristalina brotando

De fuente rocosa de la montaña  

A las congojas diseminadas en el aire

Sonoras

Como murmuraciones acuáticas

 

Nos equivocamos en el camino

Hecho

Cuando deberíamos inventarlo

Al andar

Como aconsejaba Antonio Machado

 

Al dar pasos hacia la utopía

Espacio sin lugar y parte

Lo hicimos racionalmente

Recurriendo a fantasmas abstractos

Del mecánico silogismo lógico

Operando en planificación burocrática

De la victoria no lograda

Sin comprender arrojo inconmensurable

Llegado desde intuición corpórea

Y subversiva

Comprometida con nacimientos cósmicos  

Entrega sincera llena de convicciones aladas

Circuitos de donaciones sin tregua

Honestidad puesta a prueba hasta el tuétano

Afecto rebelde atravesando cuerpos

Distancias recorridas por la guerrilla

Conmovedora en el acto heroico

Gasto derrochante e intrépido

Sin permitir comercio del sacrificio

Y el erotismo sin límites

 

Entrega a esperanzados impulsos

Como premoniciones de oráculos

O brujas interpretando cartas

Españolas del truco

Afablemente inscritas en miradas

De admirables mujeres luchadoras

Transgresoras como vientos peregrinos

De climas convertidos en tormentas

Tropicales

Cruzando fronteras imaginadas por estados

Mujeres guerreras campesinas

Defendiendo sus predios y comunidades

En circunstancias de ocupación colonial

De latifundistas codiciosos

Y brutales

O por el extractivismo del capital

Buscador de oro negro y de mineral

 

Esperanzas talladas

En sueños proletarios

De rudas manos

Y corazón de niños

 

Entregados a guerra de liberación

Derrochando la vida sin retorno

Buscando tan solo confundirse

Con los condenados de la tierra

 

La ironía de la historia juega con analogías

En la guerra enemigos enfrentados

Terminan pareciéndose

Confundidos en el fragor de las batallas

 

Las violencias desatadas nos acercan

A pesar de las distintas posiciones

Y discursos emitidos diferentes

Al emplear violencia inscrita en los huesos

Devolvemos látigos sumergidos

En la carne

Al hacerlo sin querer nos convertimos

En su espejo inverso

Simetría contrastante

Aunque somos desemejantes

La violencia aproxima figuras opuestas

 

Peligroso es repetir historias

Dadas como círculos viciosos

Orbitando alrededor de gravitación

Del poder condensado en dominio puro

Asimilándonos al mismo sistema solar

 

Corregir nuestras andanzas

Es mandato social y colectivo

Renunciar al enunciado pragmático

Que el fin justifica los medios

Haciendo de los medios el fin afectivo

Dirigiéndonos carnales

Manifestando fraternidades

Y necesarias solidaridades

 

No hay futuro posible ni porvenir

Sin amor a la vida

A los congéneres

Y a sus tierras

Rodeándolos en espesores

De composiciones

A los que padecen la historia

Inventada por el Estado

Y el imperio

 

No decimos no defendernos

Si nos atacan

Lo haremos con tanta pasión

Y consecuencia

Como forjamos cuando amamos

A la proliferante vida creativa

Y a los seres entrañables

Invenciones estéticas de la potencia

Humanos atrapados en dramas cotidianos

Encaminados a la tragedia  

Por intervención de poderes ateridos

Nos defenderemos con todo el vigor

De los cuerpos

Y las armas lucidas de las aptitudes

Creativas de la vida

Seremos implacables

 

Nuestra convocatoria no es a la guerra

Contra enemigos e infieles

No tenemos enemigos ni los otros son infieles

Convocatoria abierta a humanidades

A caducados dominadores

Tristes personajes de la banalidad

Coleccionistas de riquezas

Caídos en desgracia

De vacíos insondables

Infelicidad incontestable

A pesar de aturdidos goces triviales

 

Nuestra convocatoria es a humanidad

Entera

De la azulada esfera

Recuperar el tiempo perdido

Búsqueda de memorias olvidadas

Comunicación con seres planetarios

Y propagada en el cosmos

Humanidad reencontrada en viaje

Nómada

Experiencias minerales sedimentadas

Memorias vegetales guardadas

Y meticulosamente actualizadas

Humanidad conectora

Cruzando puentes de universos

Siderales

Chaka atravesada por el felino

En lagos consagrados a vínculos

Entre universos separados

Hermenéuticas plurales intercambiando

Códigos mutantes

Asociaciones de mónadas tumultuosas

Del multiverso inimaginable

 

Convocatoria amistosa

A luchadores indomables

Antigua usanza bélica

Definiendo enemigos y amigos

Perfil de política institucional

De estados en el otoño patriarcal

 

Este querer mamífero y sentimental

Inmenso querer carnal

Enunciando afectos como vuelos de aves

A madrigueras donde fecundan

Y reflexiones compartidas

Alrededor del fuego en campamento

Nocturno

Dice afectuoso

Fueron decididos en batallas

Y consecuentes en guerra interminable

El entramado barroco acontecido

Deslizó desenlaces inesperados

Efectos escapando de las manos

Como arena seca o agua de río

Mimesis disfrazada y carnavalesca

Con máscaras de mármol

Del poder estéril

Y cruel

 

Aprendizaje amargo

Como el baño de fuego

Lección hendida en la carne

Enseñanza fáctica del evento

Sumergido en el mar de sensaciones

 

Marchamos juntos

Manifestación multitudinaria de demandas

De poblados cuerpos por el hambre

Y nostalgias del porvenir soñado

Caminos inventados socialmente

Participación colectiva deliberante

Constructora minuciosa de la paz

Y de otros mundos posibles

 

Manifiesto a los pueblos del mundo

Armonía entrelazada de comunidades

Misceláneas mezclas originales

Únicas cada una en consonancia

Devenida

 

Concordando alianzas territoriales

Archipiélagos complementados en variedad

Conspicua

Autonomías asumidas en tejidos laboriosos

Mensajeros de alegorías simbólicas

Descifradas por danzas en rondas

Iniciando a cazadores y alfareras

Erigiendo mundos compartidos

Oportunidad abierta

A liberal potencia social

Y crear como artistas

Dedicados a maravillosa existencia

Compartida

Comunicación con seres

Coexistentes

 

 

 

 

 Transgresoras y guerreros

 

 

 

 

 

 

 

No eres víctima

Como pena religiosa

Sacrificio crucificado

Tortura inscrita en tu carne

Y en las miradas de tus sufrimientos

 

Eres guerrera

Cazadora de sombras

Y fantasmas insomnes

Tu flecha atraviesa corazas

Romanas e imperiales

Modernas

 

Te marcaron

Con hierro candente

Para poseerte y apropiarse

De convulsionada energía

Transformada en cuerpo felino

Inventada en los sueños

De las selvas

Amenazadas

 

Te magullaron

Buscando doblegar tu dignidad

Espontanea

La de la vida proliferante

Y creativa

Solo lograron atemorizarte

Momentáneamente

Porque te temen

 

No quieren sepas

Eres vitalidad desconocida

Provocas pavor indescifrable

Rompes seguridades artificiales

En mascaras de marmol

 

No eres víctima

Como quisieran los patrones

Y los paternales samaritanos

Eres guerrero

Como ímpetu de coraje

Sincero en homenaje

A la entrega gratificante

Arriesgándolo todo

Con  armas prolongadas

De las manos

Ingenieras

 

Te sometieron

Con sus alucinantes retóricas

Y sus burocráticas instituciones

Como cementerios de buques

Envejecidos

Haciéndote creer en su divinidad

Deseada

Angurria impotente de soberanos

Desolados

Porque te tienen miedo

No quieren sepas

Sobre hechicera fuerza cándida

Contenida en tus movimientos

Irradiando de tu piel sensible

Dispuesta a la amistad descubierta

Y al amor repentino

 

Temen al desborde

Como diluvio bíblico

Fluido magma incandescente

Devenido de las profundidades

De tu geología esférica

 

Temen tu cuerpo

Su erotismo poético

Y rebelde

Resistente y proletario

Campesino constructor de surcos

De estrategias combinadas

Conectando planos intensos

Ansiedades agolpadas

En la premura del amor

Y la esperanza soñada

 

Campesina voluptuosa

Vinculada 

A la fecundidad de la comunidad

Reproducida

Eres amenaza imaginada

Atormentándolos en la noche

Cuando apareces como pesadilla

 

No somos víctimas

Las víctimas son  cómplices del poder

Como lado sumiso de su esplendor

Violento

La cara opuesta del amo

No se arrepiente de haberte marcado

Con el látigo implacable

Furia depositada 

En tus heridas se reconoce

Dominante

Las víctimas muestran sus lesiones

Pidiendo conmiseración

Son cómplices de su dominación

 

Somos guerreras

En la composición de gestos

Osados

Y armonía de danzas

Seductoras

Convocantes del fuego

Y de las armas

Transgresoras de normas masculinas

De la ley patriarcal

Teatro de la crueldad

 

Libres como comunidades ancestrales

Compartiendo las tierras

Las aguas y los aires

Entramado comunitario

De afectos carnales

 

Somos guerreros

Acción premeditada

Conectando espesores sensuales

Con ciclos vitales

Memoria de entramados

Ecológicos

Indomables combatientes

Iniciados en memorias nativas

Y transmisiones sabias de plantas

Como la ayahuasca

 

No nos vencieron

Seguimos luchando

Sitiando sus ciudades amuralladas

Y sus fortalezas vulnerables

Por contingentes nómadas

Artesanos de instrumentos de la guerra

 

Nos temen

Como tiemblan ante sus fantasmas

Que son emanaciones

De sus propias castraciones

Inmoladas

 

Nos temen

Como temen a la incertidumbre

Desordenando sus cálculos

Porque nuestros cuerpos expuestos

Desafían sus mitos modernos

 

Están ellos derrotados

De antemano

Son simulacro

De buscada victoria

Reducida a sus miserables prejuicios

 

Están vencidos

A pesar de sus escudos metálicos

De sus bombarderos certeros

Y veloces

A pesar de sus ejércitos armados

Por técnicas cibernéticas

 

Los vencen

Nuestras sensaciones vitales

Nuestras memorias actualizadas

Nuestras entregas heroicas

Gastos derrochantes

En batallas interminables

 

Guerreras

Brujas perseguidas en tres siglos

Y guerreros

Encarcelados en tres ciclos

No entreguen sus armas pasionales

Su encantadora lucidez intuitiva

Y praxis subversiva

Ustedes son permanente esperanza

Y promesa creativa

Llevan en manifestaciones atrevidas

Como gestos majestuosos

De flamenco

O danzas encantadoras africanas

Y rondas nativas de Abya Ayala

Expresiones novedosas

Vibraciones de cuerdas iniciales

Del tejido sinfónico

Compuesto por ternuras musicales

En pentagrama heredado

De ondulaciones inspiradas

En afectos desbordantes

Y aventurados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te preocupa el porvenir

 

 

 

 

 

 

 

Te preocupa el porvenir

Presientes que se juega ahora

No como juego de dados

O cartas

Sino como composición del caldo

Preparado

En la olla de barro

Combinación de mezcla

Sometida al calor candente

 

Tu corazón palpita

Reclamando claridad al cosmos

Ese tu sentimiento

Inquieto

Es arte de tus órganos

Y de tu carne

 

Amas a los tuyos

Desplegados en territorios

Imaginados

En toda la extensión del país

No quieres que haya más muertos

Ni heridos

Ni lastimadas

No quieres saber de sufrimientos

Quieres que tu pueblo encuentre la paz

 

Esta predisposición corporal

Este anhelo inmenso

Casi súplica

Es la más bella constancia

De que la vida es afecto

 

Solo el hecho de este sentimiento

Debería conmover a todos

Quienes deberían entregar

Las armas

Los unos y los otros

Los del país y del mundo

 

Si no lo hacen

Es porque han perdido

El corazón

Entonces la capacidad de vivir

Han muerto en vida

 

Eres melodía sensible

Que debería ser escuchada

Plenamente

Con toda el alma

Eso es el sentido del mundo

La explicación de nuestros pasos

En el multiverso nómada

Y mágico

 

Sin embargo

Los humanos no sienten nada

Siguen en sus pugnas miserables

En sus pretensiones de verdad

En las carnavalescas formas de poder

Sin entender nada

Menos comprendido

Tus preocupaciones maravillosas

Por lo que amas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



[1] Ver la Guerra y la paz. Libro inédito, de pronta publicación, en Dinámicas moleculares.

[3] Nos referimos a Residencia en el presente, Poemario de amor, Poemario del retorno y Corporeidades intensas. Ver Literatura, en Dinámicas moleculares.

http://dinamicas-moleculares.webnode.es/literatura/productscbm_57016/10/

 


Contacto

Dinámicas moleculares

Andrés Bello 107
Cota Cota
La Paz-Bolivia


+591.71989419


Comunicado

Pluriversidad Libre Oikologías

Proyecto emancipatorio y libertario de autoformación y autopoiesis

 

 

Diplomado en Pensamiento complejo:

Contrapoder y episteme compleja

 


 

Pluriversidad Libre Oikologías

Proyecto emancipatorio y libertario de autoformación y autopoiesis

 

 

Diplomado en Pensamiento complejo:

Contrapoder y episteme compleja

 

 

Objetivo del programa:

Umbrales y limites de la episteme moderna, apertura al horizonte nómada de la episteme compleja.

 

Metodología:

Cursos virtuales, participación virtual en el debate, acceso a la biblioteca virtual, conexión virtual  colectiva. Control de lecturas a través de ensayos temáticos. Apoyo sistemático a la investigación monográfica. Presentación de un borrador a la finalización del curso. Corrección del borrador y presentación final; esta vez, mediante una exposición presencial.

 

Contenidos:

 

Modulo I

Perfiles de la episteme moderna

 

1.- Esquematismos dualistas

2.- Nacimientos de del esquematismo-dualista

3.- Del paradigma regigioso al paradigma cientifico 

4.- Esquematismo ideológico

 

Modulo II

Perfiles de la episteme compleja

 

1.- Teórias de sistemas

2.- Sistemas autopoieticos 

3.- Teorías nómadas

4.- Versiones de la teoria de la complejidad

 

Modulo III

Perspectivas e interpretaciones desde la complejidad

 

1.- Contra-poderes y contragenealogias 

2.- Composiciones complejas singulares

3.- Simultaneidad dinámica integral

4.- Acontecimiento complejo

 

Modulo IV

Singularidades eco-sociales 

 

1.- Devenir de mallas institucionales concretas

2.- Flujos sociales y espesores institucionales

3.- Voluntad de nada y decadencia

4.- Subversión de la potencia social

 

 

Temporalidad: Cuatro meses.

Desde el Inicio del programa hasta la Finalización del programa.

Finalizaciones reiterativas: cada cuatro meses, a partir del nuevo inicio.

Defensa de la Monografía. Defensas intermitentes de Monografías: Una semana después de cada finalización.



Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/estudios-del-presente/
Inscripciones: A través de la dirección: 

sebastianacontecimiento@gmail.com

Pluriversidad Oikologías

Avenida Andrés Bello. Cota-Cota. La Paz.

Teléfono: 591-71989419

Costo: 400 U$ (dólares).

Depósito:

La cuenta de depósito es: 12555205. BANCO UNION.

Cuando es depósito del extranjero, respecto a Bolivia,

el código SWIFT del Banco Unión de Bolivia es: BAUNBO22. 

 

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/

 

Pluriversidad Oikologías