Para el Oso, mi padre

14.10.2015 08:43

Para el Oso, mi padre

 

Sebastiano Monada

 

 

Para el Oso.pdf

 

 

 

 

 

No eres el oso mayor ni el más grande

Eres el oso menor entre tus hermanos

El oso grandote es el Humberto, hermano mayor

Pero eres el oso que conocimos tus hijos

Yo, Alex, el Pancho y Tatiana, mis hermanos

El Oso que conoció la Beba

Nuestra madre

 

Gran Oso

Abrazo de Oso

Como galaxia viajera y a la vez sedentaria

Cubriendo con tus brazos a la familia amada

No quisiste influenciar con tus claras ideas

No consideras apropiado imponer

Las verdades supuestas

Respetaste el libre albedrío de cada quien

Aves relucientes comenzando su vuelo

Sin embargo, tú influencia vino por otro lado

Por el lado del sueño y la meditación minuciosa

Como primavera expandida dilatando su encanto

En la alborozada y reverberante floresta

O en la otoñal alfombra de hojas depositadas

Tu persuasión vino sin palabras y consejos

Como cláusulas de tradiciones enquistadas

Sin normas reguladas, costumbres conservadas

Sino con la enseñanza de la ejemplar conducta

Como paisajes benignos de estética armonía

Y ética humana del comportamiento

 

Tu equilibrio templado hilvanando prudencias

Tu manera exhaustiva de evaluar los sucesos

Sin exageraciones ni anteladas condenas

Buscando siempre la salida al problema

Sin dramatizar la concurrencia de las situaciones

Te convierten en un sabio escultor

De apropiadas respuestas

De la manera centrada de auscultar en la vida

Sin encontrar culpables, pero, sí responsables

 

Eres para nosotros, tus hijos

Un referente en la actitud y la conducta

Como tramas labradas en constancias insignes

Ante los desafíos que la vida nos trae

Devenir singular mutante del acontecimiento

Heterogéneo y constante en su rumor plural

Como juego biodiverso de composiciones vitales

Hay algo más fuerte que las propias palabras

Serpenteantes voces de olvidados poetas

Entrañables concepciones, artesanía de hogares

Esparcida en el viento soplado

Por los pulmones de anti-filósofos desterrados

Que los graves consejos veteranos

Que son sabios más por viejos que por diablos

Esta es tu valiosa herencia dejada

La enseñanza en el lenguaje de los actos

Que son el fruto logrado de derroches gratuitos

La instrucción de la moral espontánea

Como manantial transparente de agua diáfana

Acompañantes trémulas sensaciones agolpadas

Como melosos enjambres de abejas

O estallidos sísmicos de mariposas soñadas

Manifestada en asiduos y tenaces procederes

Que son la realización plena de la persona

Construcción estoica en la labor perseverante

Del labrador heroico de renacientes esperanzas

 

Nunca dejaste de ser lo que eres

La ternura amorosa recordando a tu madre

Mi abuela

De cabellos ensortijados como olas de mar

O tambores revueltos en ritmos tropicales

La nostalgia inconmensurable de tu padre

Mi abuelo

Jovero y reflexivo en su meditación insomne

Entregado docente formando relaciones

De cariño al alumno que pelea en la sombra

Para alumbrar el camino con la ciencia y el arte

Tu padre

Ausente desde tu temprana edad solitaria

Cuando comenzabas a dar tus primeros pasos

Por las calles empedradas de las ciudades mestizas

El tesón y la disciplina de un estudiante encomiable

Y escrupulosamente dedicado con ansias

Escultor de las formas estéticas

En la pétrea materia del cuerpo cambiante

O pintor en la tela y los oleos palpables

Sensaciones espesas figurando recuerdos

Como albañil constructor de hogares loables

Y como vigilante técnico operando la máquina

De chirriante engranaje conexo y enlazado

Un profesional agudo de gran formación

Especializado en la industria, dedicado a la electrónica

Dedicado a tu trabajo como don de la vida

Responsable hasta la médula

Respondiendo a las tareas

Con esa dedicación asombrosa

De los hombres de vocación

 

Nunca dejaste de ser lo que eres

Afable con la familia extendida 

Amable en las fiestas, reuniones habituales

Condescendiente con todos

A pesar de las diferencias de opinión

Sin embargo, haciendo notar tu punto de vista

Nunca dejaste de ser lo que eres

Estando más allá de los pleitos menores

Buscando la explicación del mundo

En los pleitos mayores

Sin encontrar culpables

Sino causas y desenlaces

 

Nunca dejaste de ser lo que eres

En tus observaciones maduradas

En experiencias vividas sin descuidar sus rastros

Ni sus profundas huellas indelebles

Compases melódicos de enunciaciones lúcidas

Contrastando los aventureros arranques míos

Ensoñaciones románticas navegando

En desconocidos océanos bravíos

Consejos apropiados, copiosa lluvia refrescante

O radiante esparcimiento alegre y soleado

Como ímpeto inquieto de espíritu fogoso

Críticas saludables a las desbordantes ilusiones

Galopando estepas y paramos imaginados

Como si fuesen parte del mundo experimentado

Cuando son efectos pictóricos de mis expectativas

Febriles y adolescentes como cachorros traviesos

 

Aprendí de ti esa sapiencia de clima templado

Donde las cosas son por su regular recurrencia

Por la necesidad de cumplir con designios propuestos

La paciencia que viaja con sabia reflexión

 

 

Eres los matinales recuerdos de tu llajta

Cochabamba del valle, del choclo y de la chicha

De los pichones del caldo y del segundo plato

Del soltero servido con quesillo, cebolla y tomate

Acompañando el locoto, el perejil y la quirquiña

De la chanka de conejo bordeado de habas frescas

De la huminta a la olla o al horno, dorada y con ají

De las verdura frescas de los pintorescos mercados

Digno de inspiración de pintores urbanos

 

Eres las largas noches dedicadas al estudio

Desveladas estancias en los libros abiertos

Como aperturas lechosas a mundos descubiertos

También otras noches dedicadas a los amigos

Entrañables compañeros de aventuras y sueños

No te olvidas de las tardes consagradas al deporte

Te encantaba el fluctuante voleibol

Compás de versátil juego agrupado

El equipo coordinando la táctica

El vaivén de la pelota que saltaba la red

El remate certero sorprendiendo a los rivales

 

Tu cariño de padre envolvió a la familia

En un clima templado albergue de sembradíos

Aposentando raíces como cimientos orgánicos

En surcos arados por yuntas de bueyes apenados

Labrantíos geométricos como fórmulas dibujadas

En la tierra asombrada por tatuajes abstractos

Que crecen protegidos sin miedo a tempestades

Ni cambios repentinos de atmósferas inciertas

Sino en el equilibrio de corrientes circulares

 

 

Eres sensible como las hojas del sauce en la brisa

Pero, también racional como la lógica de Port Royal

Ingeniero del tiempo, estrategia calada en el hábito

Madurez construida después de haber mirado el mundo

Con ojos que calculan en formas matemáticas

De un ciclo y otro ciclo y otra esfera distinta

Combinando esos ojos con otros ojos nostálgicos

De canciones y libros que pasaron volando

Por tus pupilas sensibles y tus manos virtuosas

Descubriendo melodías ondulantes fantásticas

Y descifrando analítico otros postulados

Más viejos que instituciones afianzadas

Por repetir el metálico enunciado académico

 

Ahora, después de haber vivido tanto

Ese tanto del mundo que te toco auscultar

Te preguntas y evalúas las genealogías cercadas

De trasnochados trovadores románticos

Como barcos fantasmas en océanos espesos

De fugitivos pensamientos nómadas

O en la orilla del mar en la paya encantada

Surcada por la ensombrecidas huellas dejadas

Por caravanas de tribus bronceadas del desierto

Acompañadas por serpentinos camélidos tercos

Diferidas trayectorias ondulantes

En los avatares de la familia amada

Y del país donde afincaste la herencia hogareña

El estilo tranquilo de sopesar los datos

Que se acumulan proliferantes como tropeles de aves

U hordas de peces en marchas repentinas

De la arqueológica memoria inquieta

Observas a tus hijos como prolongación tuya

Y de la protectora omnipresente madre

Aunque también autónomos en sus recorridos propios

Son lo que son, pero también son tus recuerdos pasados

Los que dan color a los cuadros pintados de emociones

 

La eternidad se encuentra en la huella hendida

Que dejaste en nosotros generosamente prendida

Como antorcha candente iluminando la ruta

O como sombra refrescante apaciguando el día

Reluciente y caluroso como abrazo selvático

Inscripción como grama en el cuerpo y el ánimo

Inclinación a mirar sin odios ni dramas

Amando los entornos que rodean las ansias

De vivir entregando pasiones como obsequios

Circulación del don, complementariedad recíproca

Monolitos mudos de convicciones cinceladas

 

Viejo lobo de mar y viejo oso de bosques frondosos

De las ciudades de adobe y ladrillo quemado

Que abrieron el camino al hormigón armado

Amigo, cuando las dificultades atosigan a los hijos

Más amigo, cuando las alegrías florecen en sus vidas

Siempre estuviste como constelación de palabras

Corrientes tumultuosas de símbolos y signos

Bajando vertiginosas de la monumental cordillera

A la abundante y abigarrada Amazonia

Que son como el prodigioso tropel de estampidas

Como rebalses líquidos de corceles alados

Pegasos desbocados como metáforas cósmicas

Y miradas apacibles que alejan las penumbras

Mostrando claridad en la noche y el bosque

Anunciando la paz al paso de tormenta

Que pasa arrasando para luego calmarse

Dejando desparramado lo que no ha arraigado

Y dejando triunfante a lo que está enraizado

 

Me enseñaste a conocer la agitada historia nacional

A través del talante despejado de Sergio Almaraz

El investigador sereno de los entramados soterrados

Que explican la maraña de eventos turbulentos

Aparentemente caprichosos como el juego de dados

Sin embargo, explicables por el tejido espeso

De furtivos hilos invisibles a simple vista

Aprendí que se trata del poder y la caída

Del réquiem para una república

Y del epigrama dramático de la energía fósil

No se trata de odiar, espíritu de venganza

Y ver monstruos acechando el camino

Como religiosa explicación de consciencia culpable

En la lucha mitológica entre el bien y el mal

Como demonios ruines y condenados

A inducir al pecado para después sancionando

Distribuir el veredicto del juicio final

Perversos como incontable castigo de Dios

Pavorosos como arrullados murciélagos ciegos

Consagración siniestra de una conspiración mortal

Sino enganchados en estructuras fosilizadas

En grutas subterráneas pobladas de estalactitas

Y ateridas mutilaciones del cuerpo torturado

En el goce inmediato del dinero migrante

Son eunucos asistiendo al emperador aciago

No se trata de condenarlos al cadalso temido

A los barones del estaño y a los generales sumisos

A los liberales sin gracia ni ideales ni sueños

Sino de liberar a la nación capturada

Por las redes metálicas de lacónicos monopolios  

Nacionalizando los recursos por ellos enajenados

El gobierno indulgente y el Estado rentista

 

Esta fue la mejor lección asumida

En mi impetuosa biografía política

No es la ortodoxia mecánica y recurrente

Como aburrida rutina de oráculos decadentes

La que abre los ojos y percibe los hechos

Pues su verdad antelada les cierra el camino

A comprender los entramados tejidos de momentos

Presentes como estallidos de instantes eternos

Exhibidos profusos en círculos convexos

Tan diferentes en sus singulares contextos

Y taxativas huesudas coyunturas

Sino la percepción abierta a la historia reciente,

A los anales, registros y archivos antiguos

De la entrañable tierra donde naciste

A partir de sedimentados humos y corrientes

De ondulante y vibrante agua dulce

De su brisa valluna como espigas doradas

Cabelleras solares de rayos enterrados

Para emerger de nuevo como vegetal ardiente

De su altiplano inmenso como meditación amauta

Que sondea las recurrentes orbitas perfectas

Geometría dibujada por planetas danzantes

De su descomunal volcánica cordillera apagada

Recordando sus furias en sus versos helados

De sus bosques abultados de árboles diversos

Que entrelazan sus verdes voces animadas

En álbumes de hermosas canciones vitales

Ciclos de poemas compuestos en colores

Espesos como absortos bisontes impresionistas

Y en ciclos reiterados de la vida inventada

 

También país de pasiones copiosamente desplegadas

Por multitudes congregadas en las plazas de armas

Para quemar palacios de otoñales patriarcas

País hecho a martillazos de intempestivas revoluciones

Pero también inconclusas por pragmatismos dados

Y por mordaces oportunismos escogidos

En dramáticos momentos desmantelados

País sedimentado en capas rocosas

Que coleccionan celosas la memoria pululante

Guardando lo vivido como posibilidad futura

 

Esto es más que nación o patria enaltecida

Tampoco es el Estado botín de los actores

Políticos del tedio del poder perseguido

Sino es la memoria sensible populosa

Y múltiple en su acústica de joviales danzas

Humilde e inocente, sin embargo, pueblo sabio

Cuando hay que rebelarse contra la realidad impuesta

Y la historia inventada por los vencedores

 

No es poco lo que me enseñaste

A través de esa amistad perdurable en el tiempo

A pesar de la muerte y a pesar de la distancia

Impuesta por Cronos y los distintos periodos

Sergio ya no está pero tú sigues todavía

Y contigo su recuerdo rutilante

Las figuras intensas del país insurrecto

Tu sosegada forma de argumentar enseña

Que no se trata de verdades clamadas

Por sacerdotes eternos de escrituras sagradas

Sino del amor a la tierra que conserva

Las semillas de siembras y cosechas diversas

Que alimentan los cuerpos y nutren los ciclos

De la vida inventora de universos mezclados

 

Por eso canto a tu pedagogía afable

Sin solemnes pretensiones pomposos

Ni cuantiosas demandas de tarjetas postales

Sino sencillas como certezas ancestrales

Alboradas jubilosas nacientes de aventuras

Azares que se juegan en el espesor secreto

De la recurrente necesidad constante

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

—————

Volver


Contacto

Dinámicas moleculares

Andrés Bello 107
Cota Cota
La Paz-Bolivia


+591.71989419


Comunicado

Pluriversidad Libre Oikologías

Proyecto emancipatorio y libertario de autoformación y autopoiesis

 

 

Diplomado en Pensamiento complejo:

Contrapoder y episteme compleja

 


 

Pluriversidad Libre Oikologías

Proyecto emancipatorio y libertario de autoformación y autopoiesis

 

 

Diplomado en Pensamiento complejo:

Contrapoder y episteme compleja

 

 

Objetivo del programa:

Umbrales y limites de la episteme moderna, apertura al horizonte nómada de la episteme compleja.

 

Metodología:

Cursos virtuales, participación virtual en el debate, acceso a la biblioteca virtual, conexión virtual  colectiva. Control de lecturas a través de ensayos temáticos. Apoyo sistemático a la investigación monográfica. Presentación de un borrador a la finalización del curso. Corrección del borrador y presentación final; esta vez, mediante una exposición presencial.

 

Contenidos:

 

Modulo I

Perfiles de la episteme moderna

 

1.- Esquematismos dualistas

2.- Nacimientos de del esquematismo-dualista

3.- Del paradigma regigioso al paradigma cientifico 

4.- Esquematismo ideológico

 

Modulo II

Perfiles de la episteme compleja

 

1.- Teórias de sistemas

2.- Sistemas autopoieticos 

3.- Teorías nómadas

4.- Versiones de la teoria de la complejidad

 

Modulo III

Perspectivas e interpretaciones desde la complejidad

 

1.- Contra-poderes y contragenealogias 

2.- Composiciones complejas singulares

3.- Simultaneidad dinámica integral

4.- Acontecimiento complejo

 

Modulo IV

Singularidades eco-sociales 

 

1.- Devenir de mallas institucionales concretas

2.- Flujos sociales y espesores institucionales

3.- Voluntad de nada y decadencia

4.- Subversión de la potencia social

 

 

Temporalidad: Cuatro meses.

Desde el Inicio del programa hasta la Finalización del programa.

Finalizaciones reiterativas: cada cuatro meses, a partir del nuevo inicio.

Defensa de la Monografía. Defensas intermitentes de Monografías: Una semana después de cada finalización.



Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/news/estudios-del-presente/
Inscripciones: A través de la dirección: 

sebastianacontecimiento@gmail.com

Pluriversidad Oikologías

Avenida Andrés Bello. Cota-Cota. La Paz.

Teléfono: 591-71989419

Costo: 400 U$ (dólares).

Depósito:

PAYONER

Tarjeta 5300 7211 3134 3799

Nombre del banco

First Century Bank

Ruta (ABA)

061120084

Número de cuenta

4014539507051

Tipo de cuenta

CHECKING

Nombre del beneficiario

Raul Prada Alcoreza

Leer más: http://dinamicas-moleculares.webnode.es/

 

Pluriversidad Oikologías